sábado, 28 de junio de 2014

"HEMOS VUELTO"

"La vida es más pequeña que los sueños. 
Pero cuánto más grandes sean tus sueños, más grande será el resto de tu vida".
Final del partido. Por fin... Acabaron los 96 minutos más largos de mi vida. Miro al cielo, allí donde se esconden todas las cosas de las que nos acordamos cuando queremos llorar de felicidad. No sé si es un sueño o es realidad. Observo mi alrededor en silencio, compungido. El estadio hasta arriba de gente. Marea azul y blanca gritando al unísono el mismo cántico. Pocas veces una estampa fue tan bella.
Cuánto hemos sufrido hasta llegar hasta aquí; cuántos obstáculos hemos superado. Solo nosotros sabemos todo por lo que hemos pasado. Por eso vale tanto esto que ahora siento. Esto hace muchísimo tiempo, desde que se creo esto en 2013, que tiene sentido pero hoy ese sentido es más grande que nunca. No quepo en mi gozo. Soy realmente feliz y por eso lloro tanto. Las lágrimas que mejor saben; el dulce sabor de las lágrimas de la victoria.
Ahí estamos. De nuevo en Primera. Sí, amigos, en Primera. Hemos tardado varios años pero lo hemos conseguido. Nos llamaron de todo y de ese todo nada (o muy poco) era bueno. Pero no hicimos caso a nadie. Seguimos por nuestro camino. Seguros de que íbamos en la dirección correcta. Éramos unos locos en libertad y, lo que más dolía a la gente, sabíamos lo que hacíamos. 
Hoy me acuerdo de aquel julio de 2013; aquella asamblea en la que mantuvimos con vida este sentimiento centenario; aquel día en que volvimos a nacer. También recuerdo aquel primer partido frente a la Roteña. Cómo no recordar sin una sonrisa enorme en la cara, el viaje a El Bosque, el primer gran viaje de este club. Qué gran día fue aquel. Cierro los ojos y veo a Pendín, a Romerito, a Guille , a Edu Villegas y a muchos otros jugando en campos que hoy quedan lejos pero en los que asentamos la base de este gran equipo que somos hoy. De aquella semillita este enorme árbol. También veo la primera asamblea en la que fui compromisario. Qué éxito del xerecismo fue aquel acto. Qué tiempos aquellos. Qué duro se ha hecho... Pero lo hemos conseguido. Hemos vuelto al lugar del que nosotros siempre hemos sido: de Primera.
Y sigo recordando tantas y tantas cosas que nos han pasado en este año. Estoy rodeado de ruido pero en completo silencio. Mi cabeza es un cúmulo de imágenes que hemos vivido estos años atrás. La inauguración de la ciudad deportiva; la reinauguración de un estadio sin pistas de atletismo con olor añejo, a antiguo, un estadio que aún guarda todo lo bueno que en muchos otros campos se perdió; la vuelta al fútbol profesional, aquella eliminatoria copera frente a [poner aquí cualquier club grande de España] en la que nos quedamos a un gol de pasar pero que nos hizo, por fin, ganarnos el cariño de gran parte del fútbol español; etc...
Han sido muchísimas cosas y hoy no me queda otra sino que agradecer a tantos y tantos que creyeron en esta locura para algunos. Aunque nosotros preferimos llamarlo justicia. Me guardo el hecho de dar nombres porque seguro que alguno se me olvida y sería injusto dejarme a alguien fuera. Saben quienes son. Todos aquellos que defendieron esto desde el primer día hasta hoy; sin peros ni excusas; convencidos de que no hay victoria sin cicatrices; que no hay nada mejor que ser dueño del propio futuro y que ese futuro ya es hoy y el hoy es un triunfo; un éxito. Y no hay nada como triunfar con tu gente. 
Son, en definitiva, muchas cosas. Y hoy todas ellas valen la pena. Somos de Primera. Enhorabuena, xerecistas. ¡Siempre Xerez!

Que sirva este humilde y breve relato de ficción como regalo a toda la afición xerecista que hoy celebra el primer año de existencia del Xerez Deportivo Fútbol Club. El camino se hace andando, sin prisa pero sin pausa. Todo llega. Sigamos como hasta ahora. Seguros y convencidos de nosotros y sin hacer caso de aquellos que luchan por destruirnos. Sus críticas son nuestra fortaleza. Felicidades a todos los xerecistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada